CUMBRE DEL CLIMA DE PARIS 2015: LA VIGÉSIMA CUMBRE DEFINITIVA PARA SALVAR LA TIERRA.

Sin título

Javier de Armentia Roldan. Master en Energías Renovables, Pilas de Combustible e Hidrógeno.

Este próximo mes de diciembre se celebrara en Paris una nueva Cumbre sobre el Cambio Climático (COP21). Después de una veintena de encuentros de este tipo, hay quien dice que esta será la definitiva, que marcará un punto de inflexión en la lucha sobre el cambio climático, y que los países participante se comprometerán, por fin, a la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero. Nada me gustaría más que eso fuera así, pero lo siento, no me lo creo.

En el año 1979 se celebro en Ginebra la Primera Conferencia Mundial Sobre el Clima, y ya entonces el tema principal giraba en torno al calentamiento global del planeta y de cómo este podría afectar a la actividad humana. Hace solo dos años, en el 2013, se presentó en Estocolmo el quinto informe mundial sobre clima, y en él se indicaba que en las actuales condiciones, debido al calentamiento global del planeta, el nivel del mar subirá en unos 26 centímetros hasta el año 2100, (82 centímetros en el peor de los casos), todo ello según el texto del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés). Es decir, 34 años después y el mismo problema, mucha prisa no se dan los gobiernos en solucionarlo.

Aunque son muchos las fechas importantes en este tipo de cumbres, posiblemente la más conocida hasta ahora sea la ocurrida en el año 1997, en la ciudad japonesa de Kioto, en donde el 11 de diciembre del mismo año se firmó un protocolo por el cual los países industrializados se comprometían a ejecutar un conjunto de medidas para reducir los gases de efecto invernadero. Los gobiernos signatarios de dichos países pactaron reducir en al menos un 5 % en promedio las emisiones contaminantes entre 2008 y 2012, tomando como referencia los niveles de 1990. Mucho se ha hablado en estos últimos años sobre si se cumplían o no estos compromisos, dejando en entredicho la palabra de muchos gobernantes y quedando claro que para los gobiernos de los países más poderosos del planeta en medio ambiente importa, pero importan más el crecimiento de sus países a costa de generar gases de efecto invernadero si fuera necesario.

Desde estas fechas hasta ahora, se han publicado informes, se han creado grupos de trabajo, se ha ratificado el segundo periodo del Protocolo de Kioto hasta el 2020, pero cada vez es más evidente el débil compromiso que existe entre los países más industrializados sobre este asunto. El poder económico es lo que importa, y este no entiende de contaminación, ni de capa de ozono, y ni de nada que se le parezca.

Y ahora llegamos a diciembre del 2015, a la Conferencia de la Naciones para el Cambio Climático, una conferencia que desgraciadamente estará muy marcada por los atentados ocurridos en Paris el pasado 13 de noviembre. En ella, los líderes del mundo deberán crear un marco de obligatorio cumplimiento para la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero, y además, no solo crearlo, sino también cumplirlo. Los países más industrializados deberán llevar a cabo acciones significativas para reducir dichas emisiones, deben reducir las destrucción de las grandes masas forestales del planeta que funcionan como pulmón verde y purificador del aire contamina brutalmente por la mano del hombre, establecer medidas de protección frente a los ecosistemas más vulnerables, desarrollar una cooperación tecnológica para la difusión de tecnologías bajas en carbono, etc. en definitiva, pensar de verdad en un desarrollo sostenible y no solo con palabras, sino con hechos y además urgentes, que 36 años después de la primera Conferencia Mundial Sobre el Clima lo que queda claro es una cosa: hemos perdido 36 años en la lucha contra el cambio climático.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>